logística en frío Valencia
mar. 12 2020

La cadena de distribución aumenta la presión sobre proveedores y empresas logísticas

El coronavirus en España está alcanzando números alarmantes que han hecho que se tomen medidas cada vez más restrictivas. Evidentemente, más en la Comunidad de Madrid, País Vasco y la Rioja. El lunes por la noche y durante todo el martes se produjeron largas colas en supermercados de estas regiones. Esto ha provocado problemas de abastecimiento en ciertos lineales de principales productos. Y cuando una tienda se queda sin productos, las empresas logísticas deben acudir al rescate solucionándolo de la mejor manera que puedan.

Presión de las grandes cadenas sobre las empresas logísticas

Los grandes nombres del sector se han apresurado a movilizar a sus proveedores logísticos estos días para aumentar la cantidad de género a su disposición. El propósito es llenar sus almacenes para abastecer las tiendas y evitar el riesgo de romper el stock. Según los propios proveedores de alimentación, los pedidos han aumentado entre un 20 y un 60% dependiendo de las categorías. Principalmente han sido productos no perecederos como arroces, pastas, cereales o conservas de tomate. Sin embargo, también ha ocurrido con alimentos frescos como panadería, lácteos y sus derivados. Ebro Foods, principal empresa arrocera de España, confirma un incremento del 40% y haber tenido que reorganizar el trabajo de sus fábricas.

“Solemos trabajar con márgenes de entrega entre 5 y 6 días y ahora nos lo piden en 2” (Ebro Foods)

Hasta el momento los proveedores afirman responder sin problemas a este pico en la demanda. No obstante, no tienes motivos para preocuparte. Todas las empresas logísticas y de alimentación están intentado explicar a los clientes que no tenemos que volvernos locos. Puedes hacer más acopio de género, pero al final, el cliente va a consumir lo mismo. Este abastecimiento fruto del pánico tiene a los almacenes al límite de su capacidad. En el sector logístico, los almacenes que atienden en Madrid como Carrefour estaban al máximo de sus posibilidades. Mercadona, pese a llamar a la calma, ha tenido que reforzar su cadena de suministro.

Juan Roig pide calma

El presidente de la Patronal logística sitúa el crecimiento de las compras en un 8% a nivel nacional en esta semana. Comparada con 2019. En términos específicos, si que vemos un pico del 40% en alimentación no perecedera y del 100% en productos de higiene personal.

 “Se están dando casos de entregas dos veces al día.
No durará mucho más, porque los lineales van a seguir
reponiéndose”

La creencia es que este “abastecimiento” repentino descienda paulatinamente en los próximos días. Los mensajes de calma se han ido sucedido durante el Martes día 10. El presidente de Mercadona, Juan Roig, atendió a los medios por las imágenes de sus supermercados vacíos:

“Si hay algo que puede agravar la situación es el miedo. Quiero dar el mensaje de actuar con tranquilidad, prudencia y de racionalizar el miedo. Lo peor que nos puede pasar es caer en el miedo. La situación es de “normalidad” en los procesos internos e instalaciones de la compañía, más allá de una “venta atípica” de productos como geles o desinfectantes.”

“En la tarde del lunes tuvimos en las tiendas de Vitoria y Madrid una reacción de compra impulsiva de los clientes ante las decisiones que se han tomado. También en la mañana del martes, sobre todo en Madrid. En el resto de España la situación es de total normalidad. El abastecimiento está garantizado. Las tiendas van a seguir abiertas y con producto”

Todos los operadores y empresas logísticas insisten en que las estanterías volverán a estar llenas a primera hora del día como de costumbre. Mientras tanto, las asociaciones del sector logístico piden sentido común:

“No es necesario hacer acopio de productos básicos ya que los comercios españoles están preparados para garantizar el servicio de distribución de productos de alimentación” (AECOC)

Un buen almacén es un tesoro y Asmen tiene el que tú necesitas

La recepción de productos en un almacén es un proceso con un protocolo a seguir. Antes de la llegada del producto se tiene que verificar el pedido y comprobar que los artículos recibidos coinciden con los que constan en los documentos.

Cuando se han recibido los productos, se llevará a cabo el control y la inspección de los mismos con respecto a la calidad, y si se ajusta o no a las condiciones estipuladas en el contrato de compraventa. Ya inspeccionada, se repaletiza la mercancía y se le asigna los códigos internos del almacén, transportándola a su ubicación correspondiente.

Durante la gestión del producto, tiene lugar el proceso del picking, es decir, separar una unidad de carga de un conjunto de productos, con el fin de constituir la unidad correspondiente para el cliente, embalándolo adecuadamente para su posterior envío.

Asmen cuida mucho todo el proceso, además de contar con una división de transporte que hace posible el envío directo al cliente.

Share Post