mercado logístico
ago. 15 2019

El mercado logístico se mantiene en el 2º trimestre de 2019

El segundo trimestre de 2019 continúa con los buenos números registrados por el mercado logístico en el principio de 2019. Sin embargo, esta sintonía de crecimiento se ha visto afectada por un cambio en la tendencia de la demanda de inmuebles para actividades logísticas. Los clientes están buscando naves más pequeñas pero más cercanas.

Mercado logístico de menor tamaño

Según un estudio reciente, entre los meses de abril y junio el número de operaciones de inmuebles para actividades logísticas ha aumentado en Madrid, Barcelona y Valencia. Aunque por contra, la superficie logística contratada en estas ciudades ha disminuido. A pesar de la situación actual, el mercado logístico se encuentra muy activo con una contratación total de 117.006m² de superficie logística en Barcelona. El primer trimestre alcanzó los 228.752m², pero apreciamos un aumento en el número de operaciones, pasando de 15 a 17.

Menos superficie y mejor ubicada

La disminución de superficie en la demanda se traduce en un cambio de preferencias también de los operadores logísticos. Hasta ahora se estaban centrando en la primera corona de Madrid y en instalaciones para la última milla. Y ambas representan un mercado logístico, por lo general, más pequeño en superficie. Se estima que más del 75% de las operaciones en el segundo trimestre son menores a 10.000m². En Barcelona, la contratación ha superado los 100.000m² y la cifra acumulada del semestre es 345.758m².

Un buen almacén es un tesoro y Asmen tiene el que tú necesitas

La recepción de productos en un almacén es un proceso con un protocolo a seguir. Antes de la llegada del producto se tiene que verificar el pedido y comprobar que los artículos recibidos coinciden con los que constan en los documentos.

Cuando se han recibido los productos, se llevará a cabo el control y la inspección de los mismos con respecto a la calidad, y si se ajusta o no a las condiciones estipuladas en el contrato de compraventa. Ya inspeccionada, se repaletiza la mercancía y se le asigna los códigos internos del almacén, transportándola a su ubicación correspondiente.

Durante la gestión del producto empieza el proceso de picking para separar una unidad de carga del conjunto de productos. La finalidad es constituir la unidad correspondiente para el cliente, embalándolo adecuadamente para su posterior envío.

Como empresa de logística en Valencia, Asmen cuida mucho todo el proceso, además de contar con una división de transporte que hace posible el envío directo al cliente.

Share Post